Compartir

Una alianza entre la Federación Mexicana de Fútbol y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación ha generado esfuerzos para combatir los actos de racismo y de discriminación dentro del fútbol nacional, el secretario de la FMF, Iñigo Riestra, declaró que la campaña que se implementó en el partido de la Selección Mexicana y Trinidad y Tobago para erradicar el grito de “eh p…” de los estadios, es el primer paso para hacer del fútbol un deporte más incluyente.

“El resultado es bueno, la afición lo va entendiendo mejor, esto se trata de un proceso de concientización, hay una afectación y buscamos erradicarlo. Estamos entusiasmados y con ilusión de que lo lograremos junto con los especialistas de CONAPRED”, declaró.

A su vez comunicó que la sanción de Miguel Herrera se encuentra bajo análisis y advirtió que no se tolerará otro tipo de discriminación e insulto por parte de una figura técnica en el fútbol mexicano.