Compartir
Después de que el Consejo de Valoración Salarial (CVS) del Congreso local indicara niveles mínimos y máximos de las remuneraciones que debían recibir de acuerdo con las condiciones socioeconómicas de sus municipios, una veintena de alcaldes mexiquenses ignoraron estas recomendaciones y, amparados en la autonomía municipal que les concede el artículo 115 de la Constitución, se asignaron sueldos más altos.
El CVS dividió a los municipios mexiquenses en cinco grupos; a cada uno les asignó un valor y les recomendó un tope salarial. El más alto es de 167 mil 546 pesos, asignado a Ecatepec, la localidad más poblada del estado, mientras el nivel salarial más bajo es de 64 mil 704 pesos.
Al revisar los portales de transparencia de cada uno de los ayuntamientos mexiquenses se detectó que en 13 municipios de nivel B los alcaldes rebasan el tope de 74 mil pesos fijados por el CVS, entre ellos los priístas Darío Zacarías Capuchino, de Acolman, con un salario bruto de 100 mil 370 pesos; Ana Chimal Velasco, de Atlacomulco, con 129 mil 828 pesos y Armando Ley Torres, de Calimaya, 93 mil 753.
Con información de: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here