Compartir

Como parte de la estrategia general de recuperación de la paz y seguridad en el estado de Guanajuato, el Gobierno Federal envió un total de mil 600 efectivos del Ejército Mexicano. 

Los elementos llegarán para reforzar las labores de seguridad y estarán trabajando en cuatro coordinaciones regionales de máxima prioridad en el combate al huachicoleo.

La primera coordinación tiene sede en Irapuato; Romita, Pueblo Nuevo y Silao. Coordinación Celaya; Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, Comonfort y San Miguel de Allende. Coordinación tres; Juventino Rosas, Villagrán, Jaral del Progreso y Valle de Santiago. Coordinación cuatro; Yuriria, Cortázar, Moroleón, Salvatierra y Santiago de Maravatio.