Compartir

A tan solo cuatro meses de que el Koenigsegg CCXR Special One con un valor aproximado de 30 millones de pesos llegara a la Ciudad de México, el pasado domingo se estrelló en la avenida Paseo de la Reforma.

En redes sociales circularon varias fotos del automóvil totalmente destrozado y catalogado como pérdida total. El Koenigsegg de fabricación sueca, fue construido especialmente en 2010 para la familia real Al-Thani de Qatar y traído a México en 2018.

En la cuenta oficial del dueño del auto, quien se identificaba como “don_koenigsegg”, compartía fotografías y videos de manera muy seguida en la que se le podía apreciar emocionado con su auto.