Compartir

 

 

El nuevo invento publicado en “Nature Energy” ha declarado haber imitado la forma en la que las plantas usan la energía de la luz solar para convertir el dióxido de carbono en alimento.

“Lo llamamos hoja artificial porque imita a las reales y el proceso de fotosíntesis”, declaró Yimin Wu, profesor de ingeniería en la Universidad de Waterloo, encargado de dirigir la investigación.

De acuerdo con el equipo de inventores los próximos pasos en la investigación incluyen aumentar el rendimiento de metanol y comercializar el proceso patentado para convertir el CO2 recolectado de las principales fuentes de gases de efecto invernadero, como plantas de energía, vehículos y perforación petrolera.