Compartir

 

Un ciudadano de Estados Unidos, más específicamente en Westford, decidió agrandar su casa con la finalidad de construir un garage que pudiera utilizar para su negocio de reparación de camiones, sin embargo, el gobierno no se lo permitió y eso hizo.

Durante más de 10 años de estar solicitando el permiso para construir el garage, sólo recibió negativa por parte del gobierno de aquella ciudad. ¡Claro! antes de aventurarse, primero investigó todos los reglamentos de la ciudad.

Una vez que hizo esto, el hombre decidió vengarse colocando un tronco largo de madera de pino con la señal del dedo medio alzado, la famosa “Britneyseñal”. La escultura es visible desde todos los puntos de la ciudad con más de dos mil habitantes y tiene al menos 5 metros de alto.