Compartir

En China, un grupo de astrónomos ha descubierto un agujero negro tan grande en la Vía Láctea que desafía todos los modelos conocidos hasta ahora sobre la evolución de las estrellas.

El cuerpo espacial llamado “LB-1” se localiza a 15.000 años luz de la Tierra y tiene una masa 70 veces mayor que el Sol, según un estudio publicado por la revista científica Nature.

El líder de la investigación, Liu Jifeng, el profesor del Observatorio Nacional de Astronomía de China declaró que “la Vía Láctea contiene unos 100 millones de agujeros negros estelares pero el LB-1 es dos veces más grande de lo que los científicos creían posible hasta ahora”.