Compartir

El día de ayer el defensor uruguayo, Diego Godín, dio a conocer que debido a la temporada actual finalizó, abandonaría el Atlético de Madrid, aunque restan dos partidos de la liga española, aseguró que los jugará y una vez que concluyan deberá retirarse del equipo rojiblanco, además señaló que se considera “un hincha más”.

El anuncio fue dado en el Estado Wanda Metropolitano, en donde se encontraban medios de comunicación, así como el director técnico Diego Pablo Simeone, el presidente Enrique Cerezo y algunos compañeros; sin embargo, quien acaparó las cámara fue Antoine Greizmann, quien durante la despedida de Godín, se le vio llorando.