Compartir
Crea tu propia encuesta de comentarios de usuarios

El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó ayer redoblar la seguridad en la garita de San Ysidro, en Tijuana, frontera con San Diego, California, debido a la probable “invasión” de la caravana de migrantes provenientes de centroamérica, colocando alambre con púas, navajas y barricadas.

El presidente Trump informó que sus acciones fueron justificadas debido a que obtuvieron datos de inteligencia que les mostraba que había intención por parte de los migrantes, de irrumpir de manera violenta la frontera de México con Estados Unidos.

En este sentido, Trump aseguró que durante su gestión, ningún migrante cruzará ilegalmente, ni mucho menos de manera violenta.