Compartir
El priista, Antonio Tarín García, decidió pasar la noche en las oficinas de su partido dentro del Palacio Legislativo de San Lázaro, con la compañía de uno sus colaboradores, en espera de obtener una suspensión provisional, que había mandado a tramitar un día antes, para evitar ser detenido por el delito del que es acusado.
Fuera de la oficina, montaron guardia elementos de seguridad de la Cámara de Diputados que se rolaron en turnos de dos horas, y algunos otros policías, vestidos de civil, vigilaron toda la noche el perímetro del recinto legislativo para la captura del acusado.
Se espera que hoy asista a San Lázaro el Fiscal General de Chihuahua, César Augusto Peniche Espejel, quien solicitó la orden de aprehensión contra el ex colaborador de Duarte, para definir la situación de este.
Sin comas ni comillas, información en el punto.
Con información de: Reforma

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here