Compartir

 

Parece ser que lo que está de moda entre los delincuentes es declararse culpable de sus delitos para obtener una pena mínima. Lo vimos en la semana con Javier Duarte, y en esta ocasión lo vemos con Damaso López Núñez “El Licenciado” principal generador de violencia en México y Estados Unidos.

“El Licenciado” quien presuntamente asumió el control del Cártel de Sinaloa tras la detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán, se declaró culpable de los delitos que se le imputan, obteniendo así una pena que podría ir de los 10 años a cadena perpetua, evitando un juicio de mayores dimensiones.