Compartir

A pesar de que Donald Trump ha asegurado que todo se encuentra bien luego del ataque de Irán a dos de sus bases en Irak, la tensión entre ambos países creció durante las últimas horas, lo que podría repercutir en la organización del Mundial Qatar 2022.

La FIFA ha cuestionado a los países que serán sede si podrían adelantar, en caso de requerirse, lo que le toca a Qatar, recibiendo como respuesta un “estaríamos listos” por parte de Robert Kraft, dueño de los New England Patriots y presidente del Comité Organizador del Mundial.

Por su parte, los patrocinadores y televisoras no han quedado contentas con los horarios y fechas en que se disputarían los juegos, ya que el rating no será tan alto como en el verano