Home Internacional Expertos de la OMS abandonan China

Expertos de la OMS abandonan China

Los expertos de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que investigan los orígenes del SARS-CoV-2, abandonaron China. No obstante, antes de salir del país asiático, ofrecieron una conferencia de prensa donde señalaron que aún no se identifica ninguna fuente animal del coronavirus, por lo que saber cómo se introdujo el virus todavía es un “trabajo en progreso”.

Sin embrago, los expertos, indicaron que de acuerdo a los avances en la investigación, la teoría de que el COVID-19 pudo generarse en un laboratorio y posteriormente expandirse debido a un error, es extremadamente improbable.

Peter Ben Embarek, especialista en seguridad alimentaria y enfermedades animales de la OMS y presidente del equipo de investigación en Wuhan, sostuvo, “La hipótesis de un accidente en un laboratorio es extremadamente improbable para explicar la introducción del virus en el hombre […] de hecho no forma parte de las hipótesis que sugerimos para estudios futuros”.

Embarek, comentó que el estudio examinaba si la enfermedad de COVID-19 tenía una historia previa y si estaba circulando antes de diciembre de 2019.

“No hemos encontrado pruebas de grandes brotes que pudieran vincularse antes de diciembre en Wuhan. También podemos estar de acuerdo en que encontramos una circulación más amplia del virus en Wuhan en diciembre, no solo limitada al mercado de Huanan”, explicó el presidente del equipo de investigación de la OMS.

El especialista de la OMS, refirió que la vía más probable para el cruce del coronavirus en humanos, fue a través de una especie intermedia, y que la hipótesis de que se transmite por medio del comercio de productos congelados de la cadena de frío también es posible. Además, agregó, que con el análisis de nuevos materiales, incluidas muestras de bancos de sangre, se podría ayudar a identificar casos anteriores en China.

Peter Ben Embarek y Liang Wannian, jefe del panel de expertos COVID-19 de la Comisión Nacional de Salud de China, señalaron que el descubrimiento del virus sugiere que el SARS-CoV-2 pudo haberse originado por transmisión zoonótica, pero aún no se ha identificado un huésped animal.

Liang, comentó que el muestreo de cuevas de murciélagos en Wuhan y de otros sitios de animales hasta ahora no ha logrado identificar la presencia del virus que causa la enfermedad de COVID-19, por lo que la investigación continúa.