Compartir

Con la finalidad de incentivar la entrada de capital al estado, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, firmó un decreto el cual incluye un paquete de estímulos fiscales atractivos.

Se trata de un paquete que contempla entre otras cosas, la reducción del 100 por ciento en impuestos y derechos durante los primeros 3 años de actividad financiera en el estado, traduciéndose automáticamente en fuentes de trabajo.

“En Yucatán la prioridad es generar empleos mejor pagados y formales para las familias del interior del estado, por eso estamos ofreciendo estos incentivos fiscales, que crearán fuentes de empleo que ayuden a la gente a salir de la pobreza”, aseguró el gobernador.