Compartir
Senadores opositores denunciaron un golpe de estado parlamentario en Paraguay, mientras el ministro del Interior, Miguel Tadeo Rojas, hacía un llamado a la paz y la tranquilidad en un creciente clima de tensión, con enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas policiales en la capital.
Un grupo de manifestantes ingresó al edificio del Congreso de Paraguay y le prendió fuego, en protesta por la aprobación de un proyecto legislativo que posibilita la reelección presidencial. Rojas ofreció una rueda de prensa en la que aseguró que la policía fue atropellada y que respondió a ese atropello, aunque sin usar armas de fuego.
Sin comas ni comillas, información en el punto.
Con información de: La Jornada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here