Compartir
Smartphone with city map application and marker pin pointer on phone screen

Confiar en algo o alguien es muy difícil. Pero confiar ciegamente en la tecnología, es todavía peor. Tal y como le pasó a este conductor en Bali, que por guiarse con su GPS, cayó por accidente a un río.

El conductor del automóvil ingresó la dirección del destino al que se dirigía y siguió sin precaución la ruta que el geonavegador le indicó, sin embargo, no contaba con que este lo fuera a conducir directamente al borde de un río.

Por fortuna el hombre resultó ileso, aunque en otros casos los conductores sí han perdido la vida.