Compartir

Los esfuerzos del gobierno mexicano por obtener más ingresos en el año 2020.

En la propuesta de la Ley de Ingresos para el próximo año, la Secretaría de Hacienda ha declarado que a partir del año entrante las aplicaciones que ofrecen servicios deberán pagar más impuestos, sin importar si son de audio, video, películas o hasta la música.

Los más afectados serán los servicios de transporte como Uber, Beat, DiDi y Cabify debido a las intefaces que establece con sus usuarios.

De acuerdo con la Secretaria “no hay terrorismo fiscal”, pues solo buscan cambiar la deficiente forma en que por años se ha recaudado en México.