Compartir

Las sanciones incluso podrían terminar en cárcel.

El gobierno de India ha anunciado la prohibición de los cigarrillos electrónicos debido a su preocupación por el alarmante ritmo al que el vapeo se está popularizando entre los jóvenes del país y causando enfermedades respiratorias.

“Su uso ha aumentado exponencialmente y ha adquirido proporciones epidémicas en los países desarrollados, especialmente entre los jóvenes y los niños”, dijo un comunicado del gobierno.

La primera ofensa a esta ley se castigará con un año de prisión o una multa de hasta 100 mil rupias (mil 390 dólares), o ambas. Si se vuelve a violar la ley el castigo será prisión de hasta tres años y una multa de hasta 500 mil rupias (6 mil 945 dólares).