Compartir

 

Luego de que la actriz mexicana Kate del Castillo fuera exiliada y perseguida por el gobierno de Enrique Peña Nieto, regresó a México. “Fui víctima de persecución por parte del Estado Mexicano. La PGR filtró información a medios. Es un acto ilegal. Hubo un juicio mediático contra mis derechos. Me presentaron como delincuente”.

Dos años después de los problemas legales que le ocasionó en encuentro que sostuvo con el narcotraficante mexicano Joaquín el “Chapo” Guzmán y el actor estadounidense Sean Penn, Kate del Castillo regresó a suelo mexicano para pasar un tiempo con su familia.

De acuerdo con palabras de la propia Kate, la decisión de regresar a México, no tiene nada qué ver con el cambio de gobierno; no necesito “la luz verde de nadie”, expresó la actriz.