Compartir

Elisa Carrillo es la primera mexicana en ganar el prestigioso galardón de danza clásica.

La bailarina texcocana se ha convertido en la primera latinoamericana en recibir la distinción, en la ceremonia que se llevó a cabo en el teatro Bolshoi de Rusia, en donde la Asociación Internacional de la Danza le hizo la entrega oficial del reconocimiento mundial.

Este premio lo ganó gracias a su papel de Julieta en la obra “Romeo y Julieta”, la cual se estrenó en mayo del 2018 por el Ballet Estatal de Berlín.

“Estoy muy agradecida con el comité del Benois de la Danse por otorgarme este reconocimiento. Dedico este premio a las mexicanas y a los mexicanos. Nunca dejemos de luchar y trabajar para alcanzar nuestros sueños”, declaró la mexicana en redes sociales.

El año pasado, el tapatío Issac Hernández también obtuvo el galardón en la categoría masculina, considerado el más prestigioso de la danza clásica en el mundo.