Compartir
La ONU Mujeres y el gobierno de la Ciudad de México, lanzaron una campaña contra en acoso sexual, que consiste en una serie de spots en el que se observan ejemplos de este padecimiento social, por usuarias de transporte público.
Como parte de la campaña, reemplazaron un asiento de un vagón del metro de la capital mexicana con una escultura con la forma de un torso masculino desnudo con genitales prominentes, para mostrar en el spot las reacciones de los usuarios, entre las que se observó la indignación y molestia de los pasajeros cuando se sientan al lado o en el asiento con alto relieve. Algunos se retiran, otros lucen ofendidos y otros sacuden la cabeza.
Una placa en el piso frente al asiento tiene escrito el mensaje: “Es molesto viajar aquí, pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en su traslados cotidianos”.
Sin comas ni comillas, información en el punto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here