Compartir

 

Ayer por la tarde fue encontrado en la barranca de Huentitán el cuerpo sin vida de César Ulises Arellano, estudiante de la carrera de medicina en la Universidad de Guadalajara. El joven había sido visto por última vez el lunes pasado en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social.

De acuerdo con información preliminar, el cuerpo del joven fue encontrado colgado en un árbol acompañado de un mensaje póstumo muy cerca de la cascada del zoológico de Guadalajara. A través de una rueda de prensa, el gobernador de Guadalajara, Aristóteles Sandoval, comunicó que el cuerpo hallado por los bomberos, corresponde al de César.