Compartir

 

La Unesco culpa a los asistentes digitales de reforzar los estereotipos sexistas.

De acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, se acusa a los asistentes digitales que responden con voz de mujer a ser diseñados como ayudantes femeninas que refuerzan en todo el mundo los estereotipos sexistas.

El estudio titulado “I’d blush if I could” señala que “la gran mayoría de los asistentes, como Siri de Apple, Alexa de Amazon y Cortana de Microsoft, están diseñados para ser vistos como femeninos, desde sus nombres hasta sus voces y personalidades”.

La Unesco cree que estos asistentes se programan para ser sumisos y serviciales, aun cuando se les insulta, por lo que se normaliza el acoso sexista.