Compartir

Gracias a una fuerte polémica que ha azotado a todo el mundo del fútbol, el conjunto sub-17 de la selección mexicana, se quedó a solamente un gol de continuar en la lucha por el campeonato del mundo, luego de que los brasileños se impusieran 2-1 en el marcador.

Con un gol de Bryan González, la escuadra mexicana se mantenía viva en el encuentro, pero un penal marcado a favor de Brasil en el minuto 84 cambió el rumbo del partido y de la copa mundial para México.

El árbitro de Letonia, Andris Treimanis, fue notificado por el VAR sobre una barrida realizada por Jesús Alejandro Gómez sobre Kaio Jorge, misma que fue sancionada como penal y esto colocó a Brasil a solo 5 minutos de quedarse con la copa.

El mundo del fútbol se mantiene en polémica, el VAR aún continua siendo cuestionado por incluso algunos silbantes, pero por el momento, la selección no pudo traer a casa su tercer mundial de la categoría.