Compartir

En días recientes mujeres usuarias del Sistema de Transporte Colectivo Metro de la Ciudad de México, comenzaron una campaña en redes sociales haciendo circular mapas de la red de metro en los que se marcan las estaciones en donde se han registrado intentos de secuestro.

El modo de operar que los delincuentes utilizan es hacerse pasar por pareja de la víctima, tomándola del brazo y llamándole “mi amor”, para tratar de confundir y evitar que alguien intervenga. Otro método es amenazarlas por la espalda con lo que podría ser una pistola, ordenándoles que salgan del metro y aborden una unidad que en caso de que se les pregunte, deban decir que es su Uber.

La campaña que comenzó en Facebook y Twitter ha ido tomando fuerza poco a poco utilizando el hashtag #NiUnaMenos, con el cual las mujeres y hombres promueven desde  técnicas para evitar una situación así, hasta el uso de armas o aerosoles de pimienta. Al respecto, a través de su cuenta oficial de Twitter, el STC Metro envió un mensaje en el que desacredita totalmente el movimiento organizado por las mujeres que han sido víctimas, asegurando que en ninguna de sus más de 100 estaciones se han registrado denuncias de este tipo.