Compartir

Pliego ahora representará a Uzbekistán tras la falta de apoyos en México y el escándalo de doping que la alejó de unos Juegos Olímpicos.

Hasta el momento van cinco deportistas que se han naturalizado para competir por otro país, luego de que en México los apoyos no fueran un gran incentivo para ellos.

El caso más alarmante es de Paola Pliego, la esgrimista anunció esta semana que ahora competirá con la bandera de Uzbekistán tras la polémica de un Doping positivo en el 2016, por lo que no recibió el apoyo de las autoridades mexicanas.

Historias similares son la de los clavadistas Jonathan Ruvalcaba y Kevin Chávez quienes se naturalizaron por República Dominicana y Australia, así como Linda Ochoa que ahora competirá por Estados Unidos en Tiro de Arco compuesto.