Compartir

 

 

La carta en la que anunciaba su renuncia forzada a representar a México, luego de que sufriera una acusación de doping errónea.

La esgrimista Paola Pliego sufrió un bloqueo por la Federación Mexicana de Esgrima (FMG), de esta y de la pasada administración, debido a acusaciones erróneas de dopaje deportivo.

Esta acusación la dejó fuera de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y posteriormente fue bloqueada por la FMG para competir a nivel nacional o internacional.

“¿Por qué me hicieron esto? ¿Cómo pase de ser alguien que les daba orgullo, a alguien que les incomodarla tanto? ¿Aspire a más por no guardar silencio ante las injusticias? ¿Por no guardar silencio ante las injusticias? ¿Por no someterme? ¿Por conseguir mis logros a base de esfuerzo y no de pleitesías?”, puede leerse en su carta difundida por medio de su abogado.

Pliego ya aparece nacionalizada uzbeka en la página de la Federación Internacional de Esgrima y, según cuenta la fuente, tratará de calificar bajo esa nacionalidad a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.