Compartir

En vísperas del repechaje que disputará la selección de Perú frente a Nueva Zelanda, medios locales informaron sobre el posible doping de una de sus figuras: Paolo Guerrero. El experimentado delantero habría dado positivo en el control tras el empate con la Argentina en la Bombonera. Los portales informaron sobre el uso de una “droga social” y estiman que el delantero del Flamengo brasileño no superará satisfactoriamente los resultados de la contraprueba, por lo que le caería una suspensión de entre dos y cuatro años.

El conjunto dirigido por Ricardo Gareca visitará al seleccionado oceánico el próximo sábado 11 de noviembre, por la ida de la repesca camino al Mundial de Rusia 2018. Si se confirma este caso de doping, el capitán peruano se ausentará tanto en ese compromiso como en la revancha, que celebrará en Lima el miércoles 15.

Con información de Infobae.

 

Comments are closed.