Compartir
París mostró una postura de oposición a las polémicas políticas migratorias impulsadas por Trump, al darle la espalda a la compañía franco-suiza LafargeHolcim, que estará dispuesta a participar en la construcción del muro que el presidente estadounidense quiere levantar entre su país y México.
Bruno Julliard, teniente de alcalde de París, indicó que el Ayuntamiento del país decidió que dejará de utilizar para sus playas artificiales la arena de la compañía, expresando: “Pasaremos sin sus servicios”, ante el consejo municipal, que aprobó la decisión.
Sin comas ni comillas, información en el punto.
Con información de: El Informante