Compartir

 

 

El ministro japonés de salud, Katsunobu Kato, ha confirmado el caso de una mujer de 80 años que falleció el día de hoy debido a que estaba infectada con el coronavirus proveniente de China.

 

“esta es la primera muerte de una persona que dio positivo” al COVID-19”, dijo el ministro, aunque también declaró que se seguirá investigando el caso para determinar si el virus fue la causa principal.

 

“El resultado positivo del test del nuevo coronavirus fue confirmado post mortem”, declaró el ministro, al tiempo de que agregó que la persona fallecida vivía en la región de Kanagawa al sur de Tokio.