Compartir

El que es considerado como uno de los mejores centrocampistas pretende dar el salto directo a los banquillos tras despedirse de las canchas, así lo anunció en una carta abierta, asegurando que esta será su última temporada como jugador activo.

“Ha sido un privilegio jugar al fútbol hasta los 39 años y ahora me gustaría terminar la temporada en la cima ganando la Copa del Amir y llegando a la siguiente fase en la Liga de Campeones de Asia. Esta es mi última temporada como jugador, pero estoy deseando ver qué me depara el futuro como entrenador”, afirmó el catalán.

“Lo que he logrado en las últimas dos décadas”, añade, “ha sido un privilegio y, por ello, creo que es mi deber sacar la iniciativa del campo y devolver a través del fútbol siempre que me sea posible”, también mencionó el deportista en su emotiva carta de despedida.