Compartir

Los servicios básicos de salud en Yucatán se encuentran gravemente dañados y disminuidos, así lo han informado con quejas cientos de miles de usuarios y trabajadores de hospitales y clínicas en el estado que reclaman atención de las autoridades.

De acuerdo con declaraciones de personal del Hospital Agustín O’Horan, que prefirieron guardar el anonimato, en su recibo de nómina vienen descuentos que van desde los 200 hasta los 300 pesos sin que ellos sepan para qué o a dónde va ese dinero.

Por si esto fuera poco, habitantes que acuden al hospital a chequeo o por algún familiar internado, aseguran que, sus pacientes han estado a punto de perder la vida por no tener dinero con qué pagar las medicinas.