Compartir

Este museo tiene planeada una manera un poco habitual para romper con el tabú que existe en torno a los genitales femeninos, sin embargo, apostaran con todo por su estrategia.

Fiestas en discotecas, noches de comedia, viajes escolares, exhibiciones de arte y viajes escolares, son algunas de las actividades que piensan implementar para romper con el estigma.

Después de enterarse que en Islandia existe un museo completamente dedicado al “falo”, Florence Schechter, consideró que era momento de hacer lo mismo, pero con la vagina.

“Es realmente importante porque es una parte enormemente estigmatizada del cuerpo y eso genera consecuencias en el mundo real”, aseguró la directora del museo, quien se encuentra actualmente recaudando fondos.