Home Nacional Surgen nuevas pistas sobre el caso Ayotzinapa.

Surgen nuevas pistas sobre el caso Ayotzinapa.

Jefes del grupo delictivo Guerreros Unidos dieron órdenes desde una prisión en Chicago, Illinois, Estados Unidos, para que se involucraran policías de Iguala en la detención de los estudiantes, esto de acuerdo a conversaciones telefónicas entre integrantes del grupo Guerreros Unidos y hombres armados en Iguala.

Dichas llamadas y mensajes fueron intervenidos por agencias estadounidenses con previa autorización de un juez y forman parte de una investigación que procesa a integrantes de GU en Chicago. De acuerdo con esta información, Guerreros Unidos creyó que un grupo de Los Rojos sería enviado para tomar la plaza de Iguala, por lo que supusieron que el movimiento estudiantil de Ayotzinapa participaba en la operación rival.

Esta información da un nuevo rumbo a la investigación que se realiza en México. Las comunicaciones están en poder de la PGR y han sido compartidas con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y familiares de los desaparecidos, que según en las conversaciones, se habla de “60 paquetes” y no 43.