Compartir

El activista ambiental, Arturo Islas Allende denunció públicamente por medio de redes sociales la muerte de Tiburón Blanco debido a que permaneció atorado 25 minutos en una jaula de observación, sin que nadie hiciera nada para ayudarlo, esto en la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe, en Baja California.

Cabe recalcar que esta especie está catalogada como amenazada por lo que Allende acusó directamente al empresario turístico de origen canadiense, Mike Lever, dueño del barco Nautilus, de no cumplir con el Programa de Manejo.

Debido a este incidente el activista le exigió a la Secretaría de Medio Ambiente y a la Conanp, el cese inmediato de la directora de la Reserva de la Biosfera Isla Guadalupe, quien conocía la situación en el barco Nautilus y no actuó correctamente.