Compartir

La entrada del frente frío número 31 llegó a las costas de Yucatán acompañado de una turbonada que ocasionó graves daños en la infraestructura urbana, así como en los campos de cultivo.

De acuerdo con información de habitantes de la ciudad, las rachas de viento sostenido alcanzaron hasta los 80 kilómetros por hora, provocando que el servicio de luz quedara suspendido por la caída de postes.

Se espera que durante los próximos días la temperatura disminuya oscilando entre los 10 y 14 grados.